Conseguir una piel luminosa y tersa es posible si se emplea el tratamiento adecuado. Con el paso de los años es normal que la piel pierda muchos de sus atributos y que comience a experimentar las consecuencias del paso del tiempo. Frente a esto, cada vez más mujeres y hombres, encuentran en la medicina estética la solución definitiva a su problema.

La medicina estética es aquella que ayuda a conseguir el aspecto estético deseado, además de mejorar la salud y ayudar al bienestar general de las personas. Abarca muchos campos pero hoy queremos hablar, en exclusiva, de los tratamientos faciales y de la técnica de la mesoterapia.

¿Qué es la mesoterapia facial?

La mesoterapia facial consiste en introducir debajo de nuestra piel, a través de una serie de micro inyecciones, algunos principios como pueden ser: ácido hialurónico, vitaminas, minerales anti-oxidantes y coenzimas. Cada uno de ellos tiene exclusivas propiedades beneficiosas para la piel.

Estas micro inyecciones no supondrán ningún tipo de dolor o molestia para el paciente.

Usos de la mesoterapia

Entre sus múltiples usos, está indicada para estimular el metabolismo biológico, así como para reafirmar el tejido cutáneo, reparar las imperfecciones, aumentar la elasticidad y el nivel de colágeno y elastina de la piel, mejorar la hidratación y la luminosidad, reducir la flacidez y las arrugas.

A pesar de que a menudo oímos hablar de diversas técnicas o productos que prometen devolverle el buen estado a la piel, lo cierto es que solo un profesional podrá ayudarte y recomendarte qué tratamiento debes usar según tu tipo de piel. Visita nuestra clínica y te asesoraremos.