A pesar de las creencias, las alergias no solo son típicas de la primavera sino que también están muy presentes en otoño. Durante esta época hay buenas condiciones para la vida de los ácaros, con una temperatura ambiental no muy extrema y con el aumento de la humedad.

Las alergias son un mal frecuente que afectan a gran parte de la población. Entre sus síntomas encontramos: ojos rojos, picor en la nariz, goteo y/o obstrucción nasal, dermatitis, asma o urticaria.

Existen diversos tratamientos para combatir las alergias pero el más natural es, sin duda, el biomagnetismo médico.

¿En qué consiste el par biomagnético?

El par biomagnético es la terapia que utiliza las propiedades curativas de los imanes en beneficio de la salud. Entre sus propiedades, encontramos que son:

  • Analgésicos
  • Sedantes
  • Revitalizadores
  • Antialérgicos

¿Cómo funciona?

Todos los seres humanos están  regidos por ondas electromagnéticas y los intercambios de enzimas del organismo y la comunicación entre las células son dirigidas por estas ondas.

Si hay una alteración del orden natural, los campos magnéticos celulares emiten ondas patológicas, lo que indican una posible enfermedad.

Cualquier enfermedad, incluida la alergia, es consecuencia de la alteración del sistema inmunitario, que reacciona de forma exagerada frente a un elemento externo. A su vez, esto genera una alteración del pH del organismo. El par biomagnético es capaz de nivelar la alcalinidad de estos puntos y, por tanto, de erradicar los patógenos que generan las disfunciones para restablecer el equilibrio del cuerpo.

Además de la alergia, esta nueva terapia también está indicada para otras patologías como pueden ser aquellas complejas y crónicas que tienen un origen desconocido. También, es utilizada para aliviar dolencias como el dolor de espalda.

Si quieres conocer aún más o tienes cualquier duda sobre su tratamiento y aplicación, visita nuestra clínica y nuestros especialistas en Medicina Alternativa te responderán todas tus cuestiones.