En Clínica Weyler te ofrecemos una serie de tratamientos para combatirlas

Se sabe que exponerse al sol en horarios no recomendados y sin la protección adecuada es nocivo para la salud. Además de los efectos negativos de los rayos UV, otro de las consecuencias del verano suele ser la aparición de ciertas manchas en la piel por acción de las radiaciones solares, o bien incrementar las existentes.

A estas manchas producidas principalmente por no utilizar protección, se les conoce como máculas hiperpigmentadas, las cuales se manifiestan por medio del oscurecimiento de la piel y tienden a ser más visibles a medida que el bronceado va desapareciendo.

El uso inadecuado de productos cosméticos fotosensibilizantes también provoca hiperpigmentación en las zonas expuestas al sol.

Existen tratamientos que para reducir o eliminar por completo estas manchas. Entre ellas se encuentran 5, las cuales se recomienda realizar durante el invierno:

Microdermoabrasión con punta de diamantes: Es un peeling mecánico, una exfoliación controlada de la piel por medio de un equipo con punta de diamantes. Remueve las células muertas y dañadas de la superficie de la piel. Resulta útil para suavizar arrugas leves, mejorar los poros dilatados y manchas superficiales. Se realiza cada 7 o 15 días en un promedio de cuatro o cinco sesiones.

Yellow-peel: Se realiza con ácido retinoico al 5% (una concentración 100 veces más potente que las cremas dermatológicas de uso diario). La descamación aparece al tercer día y la piel está completamente renovada a los seis días. Es útil para afinar pieles engrosadas y dañadas por el sol. Se realizan cada 15 días.

Dermo-peeling: Combina la microdermoabrasión con la aplicación diferentes ácidos. Sirve para mejorar manchas superficiales y brotes de acné. Se sugiere realizarlo con intervalos de 7 a 15 días.

Mesoglow/ mesoterapia: Se aplica ácido hialurónico a través de microaplicaciones en la dermis superficial. De este modo, se obtiene una hidratación profunda en la piel desde adentro. Además reconstituye las fibras de la piel. Se aplica en rostro, escote y manos. Se indica una sesión cada siete días.

CO2 fraccionado: Se trata del láser Co2 fraccionado que utiliza el gas dióxido carbono para calentar la dermis (capa situada inmediatamente por debajo de la epidermis) lo cual hace que el colágeno tome la forma que perdió disminuyendo las arrugas y rejuveneciendo la piel. A este procedimiento se le conoce como Skin Resurfacing. La luz del Co2 fraccionado es mucho más potente que el infrarrojo ya que su espectro es más fuerte y calienta la piel dañada, la remodela y mejora en pocas sesiones.

Si quieres conocer más acerca de los distintos tratamientos que ofrecemos en Clínica Weyler, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de los teléfonos 922 031 942 ó 654 343 683, escribiéndonos un email a info@clinicaweyler.com o visitándonos directamente en nuestra clínica en Calle Cairasco Nº5 – 1ºC, Santa Cruz de Tenerife, a escasos metros de la céntrica Plaza Weyler.